Cultura

La primera mujer médica

por
publicado en
BIld av <a href="https://pixabay.com/sv/users/hoeldino-1443037/?utm_source=link-attribution&amp;utm_medium=referral&amp;utm_campaign=image&amp;utm_content=2269053">Norbert Höldin</a> från <a href="https://pixabay.com/sv/?utm_source=link-attribution&amp;utm_medium=referral&amp;utm_campaign=image&amp;utm_content=2269053">Pixabay</a>

En cualquier libro de historia de la salud, no encontramos el nombre de Elizabeth Blackwell, la cual vivió entre 1821 y 1910 y se le atribuye el mérito de haber sido la primera mujer médica en el nuevo mundo.

En 1847 debido a su actitud personal, pudo ingresar en la Escuela de Medicina de la Universidad de Geneva, en New York, Estados Unidos de Norteamérica, por encima de los prejuicios de aquella época, abriendo con ello el camino hacia las aulas de esta profesión a las mujeres.

Pero Elisabeth Blackwell, a pesar de todo sus méritos, y de haberse convertido para algunos en símbolo de feminismo rebelde, realmente no fue la primera mujer médica, ni en el mundo, ni en el hemisferio occidental.

Antes que ella hubo otra mujer, nacida en la Confederación Suiza. Hablamos de Henriette Favez Caven, que ya en 1812, la vemos cabalgar bajo las órdenes del famoso cirujano Dominique-Jean Larrey, en la campaña de la Gran Armada de Napoleón a Rusia, ejerciendo como médico militar. Esta campaña también es conocida como la Gran Guerra Patria del pueblo Ruso.

Lo interesante, es que Henriette Favez, manifestó su rebeldía, de otra forma, se vistió con uniforme militar, asumiendo una identidad masculina y bajo la protección de un tío materno, coronel del ejército napoleónico. Se convirtió en Henri Favez y se graduó de médico en París en 1812. Es decir 9 años antes de que naciera Elizabeth Blackwell.

El 19 de enero de 1819, Henri Favez llega a Cuba en la nave La Helvecia por el puerto de Santiago de Cuba. Henri Favez españoliza su nombre y se convierte en Enrique Favez.

Viaja a la Habana, capital de la isla en ese mismo año y revalida su título médico ante el Protomedicato de La Habana y se convierte también en cirujano con autorización de ejercer su profesión en todo el territorio de Cuba y nombrado fiscal del Tribunal del Protomedicato en Baracoa.

Con ello no solo se convierte en la primera mujer en ejercer la medicina en América, sino en uno de los tres cirujanos en todo la cuenca del Caribe de aquel entonces.

Eso nos cuenta la historia de Henriette Favez, pero es que hurgando en los archivos de la historia, no encontramos ante la noticia, de que ella, tampoco tiene la primicia de haber sido la primera mujer médica, en el continente americano.

Veamos. Según registros del Cabildo de Santiago de Cuba, datado el 3 de noviembre de 1609, se acordó”a virtud de no haber médicos ni cirujanos latinos en esta ciudad y existiendo una mujer honrada llamada María de Nava que sabía hacer buenas curas de diversas enfermedades, ejerza el destino de médico con el sueldo de 50 ducados y para obtenerlos se haga un repartimiento entre todos los vecinos".

La gratificación de 50 ducados, establecía la obligación de Maria de Nava de no abandonar a Santiago de Cuba y prestar servicios médicos a sus habitantes. Por aquel entonces la ciudad contaba con unos 4 000 pobladores. Existen fuentes que dicen que los honorarios eran de 100 ducados.

Es decir, que aun, sin formación “académica”, una curandera ejerció como médico en esa localidad, con el reconocimiento jurídico de las autoridades de entonces.

La licencia concedida a Mariana Nava, la convierte jurídicamente, al menos hasta que alguien, encuentre información fidedigna, que demuestre lo contrario, en la primera mujer que ejerció la profesión médica en Cuba.

Otra fuente, el Diccionario Biográfico de Calcagno en su edición del 1878, nos dice que era de origen indio y que era conocida como la bruja, se llamaba Maria o Mariana de Nava. Como dato curioso, se plantea, que en el oriente de Cuba, cuando se quería destacar la sabiduría de alguien se decía ”más sabiondo que Nava”.

Notas

Cabildo - conjunto de sacerdotes que son miembros de una catedral o colegiata. Corporación o grupo de personas integrado por un alcalde y varios concejales que se encarga de administrar y gobernar un municipio.

Ducado castellano -  fue una moneda de oro creada por los Reyes Católicos, con un valor de 375 maravedís (11 reales castellanos). En época de Carlos V, el escudo o corona será la moneda que represente el patrón oro, y el ducado quedará relegado a moneda de cuenta.

Protomedicato - tribunal formado por los protomédicos y examinadores, que reconocía la suficiencia de quienes aspiraban a ser médicos, y concedía las licencias necesarias para el ejercicio de dicha facultad.

Estimado lector, gracias por tu interés en mi artículo. Si estás interesado en estos temas, por favor, suscríbete al tocororocubano.com, para no perderte las siguientes publicaciones. Apóyanos "votando a favor" y dejando tus comentarios.

Copyright © Henrik Hernandez 2021

 

Comentarios