Historia

La misa se vistió de Revolución

por
publicado en
https://www.ecured.cu/index.php?curid=567702

Ana Marina Rodríguez, la jefa de acción y sabotaje de la brigada femenina del Movimiento 26 de Julio en Bayamo, convocó a través de Orlando Lara a los revolucionarios a participar en la misa que tendría lugar en la Iglesia”El Salvador de Bayamo”, el día 20 de junio de 1957. La orden provenía de Frank País. Se encargó de su ejecución Elio Guerra Guerra, Jefe de Acción y Sabotaje en esta ciudad.

El Movimiento 26 de Julio se proponía dar una demostración contra la misa organizada por militares. Era una demostración contra la dictadura de Batista y en honor a los revolucionarios asesinados por los soldados, entre ellos: José Antonio Echeverría, caído el 13 de marzo de 1957, Fructuoso Rodríguez, Juan Pedro Carbó, José Machado, José Westbrook, todos asesinados el 20 de abril de 1957.

Madres de combatientes revolucionarios, no comprendían la participación de los revolucionarios en misa por los guardias de Batista caídos, si los soldados de la dictadura torturaban y asesinaban a los jóvenes. Roberto Reyes avisó a su novia Julia Guevara Casate (Julita), nombre de guerra "Zoraya Bayamesa", acentuando que era una orden.

Juntos partieron hacia la iglesia, por el camino Roberto le explica la misión. Llegados a la Plaza del Himno observaron que los soldados tenían rodeada a la iglesia. Pudieron pasar después de un control de rigor y pidiendo permiso. Tomaron el pasillo principal, a cuya izquierda, detrás de una reja, se encuentra la pila bautismal, un cuadro de San Juan bautizando a Cristo y en nicho una bandera de Céspedes y los ornamentos que usó el Padre Baptista cuando bendijo la bandera.

Varios revolucionarios ya se encontraban en el lugar: Orlando Lara, Jesús Martínez (Pochocho), Ana Marina, su hermana, Maria del Carmen, Caridad Ledea, Juanita Vargas y su hermana Ramona, Juana Corona, Pilar Cardó (la China), Luis Catasús, Aracelis Castro, William Portuondo, Roberto Hecahavarría, Amparo Carbonel, Orlinde Lara, Mario Alarcón, ect., mientras otros continuaban llegando. José García, de la Juventud Católica, que conocía a muchos de los revolucionarios, le solicitó que no entorpecieran la misa “Por favor, no vayan a hacer nada que estropee esta misa”.

La iglesia estaba llena de feligreses, allí también estaban el alcalde de Bayamo junto a su esposa y acompañado de oficiales de la tiranía. El Padre Segoñal, medio calvo, de figura gruesa y de mediana estatura, estaba vestido de traje morado.

Al concluir la misa, los asistentes comenzaron a leer la oración escrita por Evelio, Obispo de Pinar del Río.

De pronto alguien entonó las notas del Himno Nacional y todos, los presentes, revolucionarios y fieles de la iglesia le secundaron, inclusive el alcalde, su esposa y oficiales de la tiranía. 

Al terminar se escuchó:

“¡Viva la revolución!”, “¡Abajo la dictadura!”, “¡Muera el Tirano!”, y una multitud que coreaba “¡Revolución!", "¡Revolución!", "¡Revolución!”

Mario Alarcón explicó que la misa no era por los militares, sino por los revolucionarios asesinados como eran Otto Parellada, Pepito Tey, Tony Alomá y muchos otros. Un policía intentó golpearlo, pero William Portuondo se lo impidió al sacar un revólver.

Los revolucionarios pensaban salir por las calles en manifestación, cuando comenzaron los disparos.

“¡Los van a matar!” gritaba una señora,”¡Que nos maten, no importa, son unos maricones!” le respondió William Portuondo.

Después de negociaciones entre el cura y los militares, los revolucionarios, pudieron abandonar el recinto uno a uno acompañado de algún mayor.

De esa forma se cumplió la orden emitida por Frank País.

La repercusión de la acción revolucionaría fue tal, que la dictadura organizó, el 23 de junio de 1957, otra misa por el alma de”todos los caídos: militares y civiles”.

Notas: 

Este relato está basado en el libro testimonio Amor y Pólvora de Oreste Adán.

Fuentes:

  • Oreste Adán. Amor y Pólvora. 1982. Talleres de la Fábrica "José Joaquín Palma". Bayamo. Granma. Cuba.

Estimado lector, gracias por tu interés en mi artículo. Si estás interesado en estos temas, por favor, suscríbete al tocororcubano.com, para no perderte las siguientes publicaciones. Apóyanos "votando a favor" y dejando tus comentarios.

Copyright © Henrik Hernandez 2022

Comentarios