Cultura

Con plumas y cantando

por
publicado en

Cuenta la leyenda que en el siglo XVI, en Morón de la Frontera, en la provincia española de Sevilla, Andalucía, arribó un juez, para poner fin a las disputas de los pobladores que hacían imposible la gobernabilidad. El funcionario siempre repetía la frase”donde canta este gallo, no canta otro”, esto trajo como consecuencia que los moronenses lo bautizaron como el Gallo de Morón.

La actitud bravucona y grosera del funcionario, hizo que los pobladores tomaran “la justicia” en sus manos y le propinaron una paliza al arrogante personaje luego de sacarlo de la ciudad y despojarlo de sus ropas.

El juez huyó de la ciudad. Pasado el tiempo los lugareños levantaron un monumento a un gallo desplumado en memoria al hecho y surgieron burlescos versos, devenidos en canción:

Anda que te vas quedando
como el Gallo de Morón
Sin plumas y cacareando
en la mejor ocasión.

Fundado Morón, en la actual provincia de Ciego de Ávila, la leyenda cruzó el océano y surgió la famosa frase: “como el Gallo de Morón, sin plumas y cacareando”, para ridiculizar a alguien, que se encuentra en una situación desfavorable.

De esa manera el Gallo se convirtió en símbolo de Morón, motivando que se le llamara la”Tierra del Gallo” y después”Ciudad del Gallo”.

Pasado el tiempo, el 11 de septiembre de 1955, se inauguró un monumento al Gallo, obra del artista Armando Alonso. A diferencia del original en España, se representó como un gallo con todo su plumaje. Al acto asistió, el entonces dictador Fulgencio Batista, que expresó - dicen unos - o puso una lápida al pie del Gallo - cuentan otros - donde se decía que el mismo (gallo), era su hijo adoptivo.

Después del triunfo de la Revolución, el gallo fue desmontado por algunos detractores de tal acto, pero el pueblo lo restituyó. Fue desmontado por segunda vez y destruido para impedir su restitución. En su lugar se pusieron representaciones de diferentes tipos, desde una barquita metálica, en forma de columpio, hasta una esfera representando el globo terráqueo, que trajo como consecuencia que los niños le comenzaran a llamar al lugar, el parque de la Bola del Mundo.

Pero el descontento popular hizo que en 1981 se tomará la decisión de crear un nuevo monumento al gallo de Morón, que en 1982, ocupó el pedestal original, donde se muestra atrevido y listo para la pelea, mirando orgulloso hacia la carretera de Ciego de Ávila, reluciendo todo su plumaje y cantando al amanecer para todo su pueblo, haciendo valer su posición jerárquica y masculinidad.

La escultura en bronce, obra de los artistas Rita Longa y Armando Alonso y la contribución de los moroneros que donaron cuanta pieza cúprica recolectaron, mide tres metros de altura y pesa tres toneladas, complementada por una torre reloj y equipos de amplificación para reproducir su canto.

Hoy los moroneros deberían adoptar una nueva frase popular “como el Gallo de Morón, con plumas y cantando”.

Notas: 

Cúprico(a) - relativo al cobre, de cobre

Lápida - losa con una inscripción para conmemorar un hecho o recordar a alguien; en especial la que cubre un sepulcro.

Plumaje - conjunto de plumas que cubren el cuerpo de un ave.

Fuentes: 

 

Estimado lector, gracias por tu interés en mi artículo. Si estás interesado en estos temas, por favor, suscríbete al tocororocubano.com, para no perderte las siguientes publicaciones. Apóyanos "votando a favor" y dejando tus comentarios.

Copyright © Henrik Hernandez 2022

 

 

 

 

 

Comentarios