Naturaleza

Aura tiñosa

por
publicado en
Imagen de <a href="https://pixabay.com/es/users/wellenbach-11737283/?utm_source=link-attribution&amp;utm_medium=referral&amp;utm_campaign=image&amp;utm_content=4858819">Marianne Flückiger</a> en <a href="https://pixabay.com/es/?utm_source=link-attribution&amp;utm_medium=referral&amp;utm_campaign=image&amp;utm_content=4858819">Pixabay</a>

Majestuosamente surca los aires circularmente, aprovechando las corrientes aéreas y las diferencias de temperatura para mantenerse planeando sobre el paisaje, mientras que con su agudo sentido del olfato detecta a los animales muertos dejándose llevar por la el olor a mercaptano de etilo, que los cadáveres desprenden.

En las mañanas se le puede ver con sus alas abiertas y estiradas para secar, calentar el cuerpo y matar bacterias utilizando el calor del sol para ello. Defeca sobre sus patas, presumiblemente para defenderse contra bacterias y hongos que entran en contacto con sus extremidades cuando pisan la pudrición que les sirve de alimento.

El aura tiñosa (Cathartes aura), como se le conoce en Cuba, es originaria de Canadá meridional, EE. UU. y América del Sur y el Caribe. Algunos ornitólogos consideran que no estaban presentes en las Antillas antes de la conquista hispánica, y que fueron introducidos por el hombre posteriormente. Sin embargo, los investigadores cubanos Óscar Arredondo y Luis S. Varona reportaron para el archipiélago cubano restos fósiles de esa criatura en el Pleistoceno.

Se le puede ver en zonas de vegetación no muy densa, así como en bosques, cerca de ríos y matorrales, e incluso en áreas de cultivos. También puede encontrarse en ciudades, preferentemente en basureros. Pueden encontrarse solas, pero tienen un carácter sociable constituyéndose en bandadas numerosas.

Como otros tipos de buitres se alimentan de carroña, mamíferos pequeños, insectos, algunos invertebrados e incluso frutas. Con hambre pueden cazar animales pequeños y escarbar en busca de insectos.

Las hembras ponen normalmente dos huevos directamente sobre la tierra, en cuevas, grietas, madrigueras de mamíferos, troncos huecos, debajo de árboles caídos, edificios abandonados, pero se han encontrado nidos con uno o tres, que son incubados entre 38 y 41 días.

Los padres cuidan de sus crías por unos 80 días. Los polluelos nacen con una fina capa de plumón y con los ojos abiertos, pero incapaces de termoregularse, andar o alimentarse por sí solos. Curiosamente, las auras tiñosas, cuando alguien se acerca a sus nidos para ver sus polluelos comienzan a vomitar, es un mecanismo de defensa para alejar a los intrusos, un acto verdaderamente desagradable, pero que biológicamente funciona. 

Se les considera adultos cuando alcanzan los 66 – 81 centímetros de altura. Las hembras suelen ser relativamente más grandes, que los machos.

Tienen un plumaje pardusco- negro, pero debajo de las alas es de plateado – gris. La cabeza del adulto es pequeña en comparación con su cuerpo, de color rojo con pocas plumas o ninguna. Pico corto en forma de gancho de color marfil – coloreado y ojos gris-marrones, con una solo fila de pestañas en la parte superior y dos en la inferior. Las ventanas de la nariz no son divididas por un tabique, sino perforadas, lo que le posibilita una visión a través del pico. Se les considera aves silenciosas, por su pequeña capacidad de emitir sonidos, que suelen ser silbidos y ronquidos cortos esporádicos, cuando se sienten amenazadas. Patas débiles y planas y con poca capacidad de agarre.

Existen cinco subespecies de estas aves carroñeras:
C. a. aura – que habita en México, América Central y del Sur y las Antillas Mayores.
C. a. jota – se encuentra en Chile
C. a. meridionalis – se encuentra en zonas de EE. UU.
C. a. ruficollis – habita en Panamá, Uruguay, Argentina y en Trinidad
C. a. septentrionales – viven en el sureste de Canadá y algunas regiones de EE. UU.

Como se puede apreciar en Cuba tenemos a la C. a. aura. De ahí posiblemente se derive la denominación de aura tiñosa en nuestro país, o quizás fue la denominación popular, lo que determino su clasificación científica. Esta ave es beneficiosa al limpiar los cadáveres evitando con ellos enfermedades y epidemias.

Samuel Feijóo en su libro "Mitología cubana" (La Habana, 1986), nos narra de cómo fue que el aura tiñosa, queda sin plumas en su cuello y cabeza y condenada a alimentarse de inmundicias, para librar al mundo de las suciedades, parásitos e infecciones, que antes solo habitaban en el cuerpo de Mabuya, el espíritus del mal, el cual decidió cavar un hueco en la Sierra de Cubitas y bañarse para liberarse de todas las alimañas que habitaban su cuerpo. El aura tiñosa por aquellos tiempos era mucho más hermosa y tenía plumaje, pero al beber del agua, en la que se bañó Mabuya, quedó tal y como la conocemos.

Notas: 

Cathartes aura - nombre científico de esta ave.

Fuentes: 

Estimado lector, gracias por tu interés en mi artículo. Si estás interesado en estos temas, por favor, suscríbete al tocororocubano.com, para no perderte las siguientes publicaciones. Apóyanos "votando a favor" y dejando tus comentarios.

Copyright © Henrik Hernandez 2022

Comentarios