Naturaleza

La abeja, el pequeño e importante insecto

por
publicado en
Image by <a href="https://pixabay.com/users/mirey2222-20742269/?utm_source=link-attribution&amp;utm_medium=referral&amp;utm_campaign=image&amp;utm_content=7413333">Michael Reichelt</a> from <a href="https://pixabay.com//?utm_source=link-attribution&amp;utm_medium=referral&amp;utm_campaign=image&amp;utm_content=7413333">Pixabay</a>

Ningún insecto se ha relacionado con el hombre tan íntegramente como lo han hecho las abejas. Su interacción con nosotros fue documentada desde la antigüedad. Desde los primeros momentos de nuestra existencia, mucho antes de que domesticáramos animales y cultiváramos la tierra, las abejas han tenido una relación especial con nuestra especie.

Algunos especialistas en arqueología nutritiva como la Dra. Alyssa Critten consideran que la miel producida por las abejas jugó un rol muy importante en la evolución de los homínidos hasta llegar al Homo sapiens sapiens, se cree que hasta un 15% de las calorías diarias en la dieta de algunas comunidades africanas actuales, que han sido objeto de estudios entre otras cuestiones culturales sobre sus hábitos de alimentación. A partir de ahí y con base en estudios arqueológicos, estos científicos llegaron a esa conclusión.

La conservación natural de las abejas es muy difícil por su construcción, pero se han encontrado ejemplares fosilizados, uno de ellos, considerado el más antiguo, fue hallado en sedimentos en New Jersey, que datan de entre 65 y 70 millones de años. Según Thor Hasson existe un ejemplar de insecto fosilizado, que se presupone pertenezca a una especie de abeja, el cual fuera encontrado en Myanmar en un lugar nombrado Poinar y Danfort que existió hace 100 millones de años, que por desgracia no ha podido ser estudiado por la ciencia, al ser parte de una colección privada.

Se han estudiado y clasificado más de 20 000 especies de abejas, cuyos ancestros deben haber vivido hace más de 120 millones de años. Si creemos en las teorías evolutivas de nuestra especie, se considera que los primeros homínidos parientes nuestros deben haber caminado sobre el planeta hace unos 3 millones de años.

Las abejas han tenido una relación muy especial con las flores, donde las abejas consideran a las segundas como un recurso natural para su supervivencia, mientras que estas utilizan a las primeras como herramienta útil. Las abejas toman el polen de las flores para fabricar sus productos como la cera, miel, jalea real, etc. mientras las flores se aprovechan de esas circunstancias para transmitir sus genes a través de la polinización, que aportan las abejas al entrar en contacto con similitud de flores. Para tener una idea de la influencia de las abejas en las plantas, más de 150 rublos agrarios dependen de su labor e incluso las plantas cuya polinización es aérea aumentan en 25% su productividad por el accionar de estos insectos.

Esa relación es completamente libre de toda consideración y sentimiento. Ambas partes se aprovechan una de la otra para lograr sus fines. Por un lado, las abejas tienen como fin que el polen coleccionando llegue íntegra y completamente a su enjambre o colmena y no tiene ningún interés en perder parte de preciada carga, mientras las plantas están interesadas en lo contrario, que parcialmente esa carga queden en sus flores y lograr la polinización. Ese interactuar ha llevado a que surjan comportamientos específicos de estos insectos dando origen a determinadas especies, al mismo tiempo las plantas han podido evolucionar y dar origen a otras especies, esto ha sido corroborado genéticamente.

Ahora deseo adentrarme en el mundo de las abejas existente en nuestro país. En las fuentes consultadas no dicen: “La fauna de abejas nativas de cuba estuvo representada por 89 especies, 29 géneros y 4 familias”, es decir, que la presencia de estos insectos ha sido influenciada de tal forma, que hoy contamos con otro número de especies, pero no hemos podido comprobar si han desaparecido.

Espero que alguno de ustedes, queridos lectores, puedan aportar algo en este sentido. Ante la duda en lo adelante hablaremos de ellas como existentes en la actualidad.

La fauna nativa de abejas cubanas pertenecen a las familias:

Colletidae (coléctido en español) con tres especies de las más de 2000 existentes en nuestro planeta. Son abejas pertenecientes a la familia de himenópteros apócritos, que producen una secreción con la que cubren o enyesan las paredes interiores de sus nidos, aplicándolas con sus aparatos bucales. Estas secreciones se convierten en un tipo de celofán o plástico duro y resistente. En inglés se les conocen como “abejas de poliéster”.

La mayoría de estas especies se han especializado en obtener el polen de determinadas plantas, es decir, son oligolécticas. Son solitarias y anidan en el suelo, tallos huecos, cavidades, nidos abandonados de otras abejas o avispas. Existen especies que anidan en colonias. Las abejas de esta familia tienen hábitos crepusculares, es decir, que son activas en las horas vespertinas y las matutinas.

Se diferencia de las demás abejas porque su lengua (glosa) es ancha y romas o bilobulada, de forma semejante a las avispas.

Halictidae (en español, halíctidos) es la segunda familia más grande de abejas con casi 4500 especies conocidas en todo el mundo, de ellas ocho viven en nuestro país. Grupo extremadamente diverso que puede variar mucho en apariencia y comportamiento. En esta familia encontramos especies sociales, semisociales, solitarias y eusociales. La mayoría anidan en el suelo y son polilécticas, es decir, que coleccionan el polen de diversas plantas. En esta familia encontramos especies denominadas cleptoparasitas, pues no hacen sus propios nidos, sino que ponen sus huevos en los nidos de otras especies y tampoco cuidan de sus propias crías. Por su atracción hacia el sudor, posiblemente por las sales de éste, a las halíctidos se les conoce como abejas del sudor.

Megachilidae es una familia cosmopolita de abejas, en su mayoría solitarias, donde se encuentran unas 4000 especies, caracterizadas por transportar el polen en la superficie ventral del abdomen. En nuestro país viven 4 especies de esta familia. Anidan en oquedades, tallos huecos, conchas de caracoles, etc. Utilizan materiales diversos, en vez de secreciones, por lo que se les conoce como abejas albañiles, algunas especies utilizan trocitos de hojas y por ello se les conoce como abejas cortadoras de hojas. En esta familia también existen abejas parásitas.

Apidae, en español ápidos, constituyen un numeroso grupo de abejas con más de 5 700 especies conocidas, de las cuales 14 se encuentran en nuestro país. Incluye a la abeja melífera o doméstica, las abejas sin aguijón, las abejas de las orquídeas, las abejas parásitas, los abejorros y abejorros carpinteros, además de otros grupos menos conocidos.

Tienen una hilera de cerdas curvadas que forman una especie de cesto en las patas traseras con el que recogen y transportan el polen.

Esta familia se divide en cuatro grupos: Euglossini o abejas orquídeas; Bombini en al cual se encuentran los abejorros peludos y los Psithyrus parientes y parásitos de los primeros; Meliponinae, son melíferas tropicales, eusociales sin aguijón y más pequeñas que las abejas domésticas. Por último, la Apidae como tal que agrupa al género las abejas melíferas o domésticas, formada por 5 especies eusociales.

En Cuba tenemos una especie de abeja sin aguijón conocida como Abeja de la Tierra o Abeja Solitaria, que posee el nombre científico de Melipona beecheii. Viven en colonias y se multiplican en enjambres. Anidan en huecos de árboles, hormigueros abandonados y en cualquier espació que les ofrezca seguridad para el desarrollo de la colonia.

También contamos con la Abeja europea o doméstica, conocida como abeja melífera (Apis mellifera), son eusociales con una organización social bien definida. Abejas reinas, obreras y zánganos.

RAZAS EUROPEAS DE APIS MELLIFERA

• Apis mellifera mellifera (Abeja negra europea)

• Apis mellifera Caucásica.

• Apis mellifera iberiensis (abeja ibérica)

• Apis mellifera Cárnica (Abeja carniola)

• Apis mellifera Ligústica (abeja italiana)

• Razas Orientales de Apis Mellifera.

• Razas Africanas de Apis mellifera.

La apicultura como industria en nuestro país se está desarrollando y presenta buenos resultados, aunque lejos a los de otros países como Argentina, que nos supera en producción al menos en 8 veces. La superioridad de la miel cubana se basa en su pureza y es reconocida a nivel mundial como la más pura y libre de agrotóxicos en el mercado internacional. Los montes de Cuba y en específico de la provincia de Matanzas han garantizado que nuestras abejas zumban lejos de los peligros de la contaminación de otras partes del mundo, por desgracia el accidente de la terminal de supertanqueros lo más probable y posible haya tenido y tiene un impacto negativo, aunque no se ha expuesto materiales ni datos al respecto.

El promedio productivo nacional reportado por colmena es de 51 kg, pero existen apicultores que alcanzan los 160 kg. En el 2018, Cuba produjo 8 834 toneladas de miel, mientras Argentina, el mayor productor de América Latina, sobrepasó las 76 000 toneladas (2017). Los principales compradores de miel cubana son Alemania, Francia, España, Gran Bretaña y Suiza y los productores cubanos se están orientando a Arabia Saudí y China.

Las exportaciones alcanzaron en el 2017 el valor de 18 millones de USD con 6 779 toneladas.
Apicuba, que tiene el monopolio sobre la comercialización de la miel cubana, paga a los productores un máximo de USD 1000 por tonelada de miel orgánica y entre 500 a 600 USD por la de otra calidad.

Según Cubadebate el 2021 se alcanzó una cifra histórica de 10 549 toneladas de miel y una exportación de 8 529 toneladas. Se dice que la producción de cera y propóleos fue alta, pero no ofreció cifras. El mercado nacional se benefició con 794,1 toneladas y se aspira ofrecer las 1000 toneladas en el 2022.

La Empresa Apícola Cubana tiene 19 unidades empresariales de base (UEB). En ella laboran 939 trabajadores, de ellos el 33% son jóvenes. Cuba se propone lograr una producción de 15 000 toneladas de miel, 24 toneladas de polen y 19 de propóleos. Se aspira a llegar al cuarto de millón de colmenas en todo el país.

El impacto del bloqueo estadounidense se ve en este sector, cuando la falta de barcos contratados no cumplen con sus obligaciones o simplemente no es posible contratarlos por miedo a las medidas ilegales y extorsionistas de los EE. UU. influyen en los tiempos de entrega y obliga al cambio de los certificados de calidad y otras consecuencias.

Notas: 

Abeja - insecto de unos 15 mm de largo, de color pardo oscuro y con vello rojizo, con dos pares de alas transparentes cruzadas de nervios; vive en colonias, cada una de las cuales consta de una sola hembra fecunda, diversos machos y numerosísimas hembras estériles; habita en los huecos de los árboles y otros lugares que le ofrezcan seguridad.

Apócritos (Apocrita) - suborden de himenópteros, que incluye avispas, abejas y hormigas. Son las formas más avanzadas de los himenópteros, caracterizados por la presencia de una estrecha cintura que separa los dos primeros segmentos del abdomen, el primero de los cuales está fusionado al tórax. 

Himenóptero - orden de insectos de metamorfosis complicada, con dos pares de alas membranosas, el primero más grande que el segundo y con la boca de tipo masticador o lamedor.

Insecto - artrópodo de respiración traqueal , con el cuerpo dividido distintamente en cabeza , tórax y abdomen , con un par de antenas y tres de patas , y que en su mayoría tienen uno o dos pares de alas y sufren metamorfosis durante su desarrollo .

Es un término que procede del latín insectus, a su vez procedente de insecāre (“cortar”, “hacer una incisión”). El origen etimológico del concepto está vinculado a las marcas que presenta el cuerpo de estos animales y que se asemejan a incisiones.

Fuentes:

Estimado lector, gracias por tu interés en mi artículo. Si estás interesado en estos temas, por favor, suscríbete al tocororocubano.com, para no perderte las siguientes publicaciones. Apóyanos "votando a favor" y dejando tus comentarios.

Copyright © Henrik Hernandez 2022

Comentarios